Mini guía para la Gestión del Voluntariado

Faltan recursos y sobra trabajo. Problema base de muchas organizaciones y emprendimientos, no exclusivo de las Organizaciones Sociales.

¿Una buena noticia? Las organizaciones sociales tienen la posibilidad de conseguir personas que quieran trabajar, colaborar o apoyar su misión, por empatía, compromiso, buena voluntad, experiencia. Pero como nada es perfecto, la cuota realista ya la conoces: no se trata simplemente de personas que trabajan «gratis». Al voluntario hay que buscarlo, dar con el perfil justo, mantenerlo motivado para que no se vaya antes de tiempo y que esta relación, sea un ganar-ganar para todas las partes. Porque al final, se trata de personas que comparten creencias y valores. Y así nace este post, con el objetivo de ayudarte a gestionar correctamente el capital más valioso de cualquier organización: el humano.

Primero que nada, empecemos con los papeles en orden: en Argentina existe la “Ley de voluntariado social N° 25855” (si eres de otro país, deberías chequear la normativa), que busca promover el voluntariado social y define derechos y obligaciones de las partes (voluntario – organización). Tenemos otro post hablando más profundamente sobre este tema y con un modelo de contrato de voluntariado que puedes descargarte, si aún no lo leíste, haz click aquí.

«Necesitamos voluntarios» es de lo primero que escuchamos cuando nos reunimos con alguna organización. Y se entiende, es que hay mucho trabajo por hacer, pocos recursos materiales, una causa enorme y urgente… y en general, faltan manos. Pero si estás necesitando voluntarios, te preguntaste alguna vez ¿Para qué?

No definir el para qué, hace que salgas a buscar a ciegas, invirtiendo un tiempo y energía en soluciones que posiblemente ni siquiera necesitabas. Porque al final, la gestión del voluntariado, como cualquier otra gestión, es tiempo. Y tú, que estás haciendo mil cosas a la vez para mantener esta causa girando a pura tracción a sangre, lo que necesitas, es ser eficiente.

¿Cómo atraer voluntarios a tu ONG?

¿Para qué?

¿Cuál es el objetivo que se espera alcanzar con la colaboración del voluntario? ¿Qué tareas va a realizar concretamente? ¿Debería tener un perfil profesional en especial? ¿Cuánto tiempo como mínimo lo necesitaremos para dar por concluido el trabajo?

Tipos de voluntariado – bajo qué modalidad?

Hay tantos tipos de voluntariados como necesidades existen en el mundo, leímos por ahí. ¿Necesitas que esa persona esté presente físicamente en la oficina de la organización?; ¿puede ser un voluntariado virtual o a distancia que lleve adelante una persona desde cualquier lugar del mundo?; ¿será para realizar trabajo de campo, tareas administrativas?.

¿Quién va a ser el responsable del nuevo voluntario?

Un referente que lo acompañe, le presente la organización, le brinde la información y las herramientas que requiera para poder desarrollar su trabajo, además de darle feedback y guiarlo durante su proceso de incorporación e inducción en la organización. Hacer sentir al voluntario parte de un equipo y explicarle cuál es el impacto de su labor es fundamental para mantener su motivación y compromiso.

Se concreto en tus búsquedas. Con una búsqueda clara, atraerás a las personas correctas. Personas que se sientan identificadas con la causa pero que además, vean que tienen el perfil profesional requerido, el tiempo para poder llevar adelante la tarea o bien, para que aquellos que buscan un voluntariado como experiencia laboral, descubran que tu solicitud es exactamente lo que están necesitando. Si querés conocer plataformas para darle visibilidad a tu búsqueda, revisa este artículo donde compartimos recursos útiles que van a hacer mucho más ágil tu proceso de selección!.

Hazlo formal, dejando todo por escrito con fecha de inicio y fin de la relación. Si bien cualquiera de las partes podrá cancelar la relación en cualquier momento, firmar un contrato servirá para aclarar expectativas y reforzar el compromiso de ambas partes. Aquí tienes un modelo para descargar.

Pide feedback. Al final de la relación, cuando el voluntario se retira, preguntar y saber cómo le resultó la experiencia es clave para mejorar hacia el futuro en la gestión del voluntariado de tu Organización Social.

Y tranquilo, que mientras tu te estás preguntando dónde hay voluntarios muchas personas ahí afuera pueden estar preguntándose dónde hacer un voluntariado social o cómo ser voluntario de una ONG (te digo porque me pasó, querer ayudar y tardar bastante en encontrar dónde y cómo). Por eso espero que con esta información, los puedas ayudar a que te encuentren y empieces a armar esa red de voluntarios que tanto estás necesitando para impulsar el impacto social de tu Organización Social.

Recuerda que compartimos muchos otros recursos similares para el tercer sector en nuestras redes sociales, así que si querés saber más, entra a mirar un poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Sumate!🚀Mejora la gestión de tu ONG y potencia su impacto

🤕Si sentís que en tu ONG necesitas darle una vuelta a su estrategia de comunicación, les cuesta organizar su trabajo o necesitan desarrollar un plan de recaudación de fondos, aprovecha este espacio!

🎯Asesorías gratuitas para conocer los desafíos de tu organización social y trabajarlas juntos.

 

Abrir chat
Hola! Somos Maria y Flor. Te ayudamos en algo?